6. Detener la propagación del VIH - SIDA, el paludismo, el dengue, la malaria, la tuberculosis y otras enformedades prevenibles

Las estadísticas cuentan una historia sombría, que muchos ya conocen. Pero existen dos historias importantes mas que hay que conocer: una mala y la otra mejor.

Primero la mala: las estadísticas son tan sólo el comienzo. El impacto de la pandemia del SIDA comenzó a apreciarse más allá del nivel personal y familiar, con amenazas para la estabilidad de las comunidades y hasta de países enteros. A medida que cada vez más docentes contraen enfermedades y mueren a raíz del SIDA, los niños y niñas pierden cada vez más maestros y los sistemas de enseñanza son exigidos más allá de sus límites. A medida que cada vez más agricultores se enferman y mueren, sus familias y aldeas tienen más dificultades para alimentarse, y muchas más para poner a la venta productos sobrantes con el fin de obtener ingresos. Los hospitales y clínicas, de por sí saturados, experimentan una creciente imposibilidad para atender a los pacientes, y como la epidemia tiene un impacto especialmente acentuado sobre los sectores militares y policiales, en muchos lugares la ausencia de seguridad se convirtió en una verdadera inquietud. La epidemia del SIDA pronto se convertirá en la enfermedad más letal que haya afectado a la humanidad. La paz y el desarrollo no serán posibles hasta que pongamos fin a la epidemia.

Además del SIDA, gran parte de la población mundial sigue siendo vulnerable ante muchas enfermedades infecciosas más, como la tuberculosis y la malaria. El VIH y la tuberculosis forman una combinación letal, cada una acelerando el avance de la otra y atacando al sistema inmunológico del paciente. En conjunto, un tercio de la población mundial está infectada de tuberculosis y entre el 5% y el 10% de los infectados enfermarán o podrán contagiar a otros a lo largo de su vida.

La malaria o paludismo, junto con el VIH/SIDA y la tuberculosis, es uno de los principales desafíos a la salud pública que socava el desarrollo de los países más pobres del mundo. La malaria mata a un niño africano cada 30 segundos. Es posible que muchos niños y niñas que sobreviven a un episodio de malaria severa padezcan impedimentos de aprendizaje o daño cerebral. Las mujeres embarazadas y sus hijos en gestación también son particularmente vulnerables a la malaria, que es la causa principal de mortalidad perinatal, bajo peso al nacer y anemia materna.

La buena noticia es que existen formas comprobadas de frenar estas enfermedades. Métodos para controlar y prevenir la tuberculosis y la malaria fueron desarrollados y comprobados con eficacia en muchos países. Uganda y Tailandia le mostraron al mundo que ofreciendo a la gente esperanza y asesoramiento se puede frenar y hasta derrotar al virus del VIH. Los infectados deben tener acceso al tratamiento. Los fármacos contra el SIDA, que ahora cuestan un mínimo de 140 dólares por persona y por año, brindan a la gente incentivos para hacerse los análisis correspondientes y conocer su estado. Esto ayuda a detener la expansión de la enfermedad. Una vez que la gente tenga conocimiento sobre su estado y el de las personas de su entorno, el saber cómo protegerse uno mismo del virus y también a los demás, es decisivo. Un enfoque integral, que abarque la educación y el tratamiento, puede comenzar a revertir la expansión de la epidemia del SIDA.

Hoy en nuestro mundo:

  • Aproximadamente 8.000 personas murieron por día a raíz del SIDA en 2003
  • El VIH infectó a un número estimado de 4,8 millones de personas en 2003, o sea más de 13.000 por día
  • Aproximadamente 15 millones de niños y niñas de todo el mundo perdieron a uno o ambos progenitores por el SIDA
  • Un número estimado de 860.000 niños y niñas de África subsahariana perdieron a sus maestros por el SIDA, solamente en 1999
  • Aproximadamente 40% de la población mundial, en su mayoría viviendo en los países más pobres del planeta, corren el riesgo de contraer malaria (o paludismo)
  • La malaria causa más de 300 millones de casos de enfermedad y al menos un millón de muertes por año
  • La tuberculosis provocó un número estimado de dos millones de muertes en 2002
  • Cada segundo, el bacilo de la tuberculosis infecta a una persona en algún lugar del mundo

Hechos Estadisticos Globales

  • Aproximadamente 8.000 personas murieron por día a raíz del SIDA en 2003.
  • El VIH infectó a un número estimado de 4,8 millones de personas en 2003, o sea más de 13.000 por día.
  • Aproximadamente 15 millones de niños y niñas de todo el mundo perdieron a uno o ambos progenitores por el SIDA.
  • Un número estimado de 860.000 niños y niñas de África subsahariana perdieron a sus maestros por el SIDA, solamente en 1999.
  • Aproximadamente 40% de la población mundial, en su mayoría viviendo en los países más pobres del planeta, corren el riesgo de contraer malaria (o paludismo).
  • La malaria causa más de 300 millones de casos de enfermedad y al menos un millón de muertes por año.
  • La tuberculosis provocó un número estimado de dos millones de muertes en 2002.
  • Cada segundo, el bacilo de la tuberculosis infecta a una persona en algún lugar del mundo.



Número de visitas a esta página 97
Fecha de publicación 22/10/2006
Última modificación 11/06/2017
Para comentar, debes ser un usuario registrado. ingresa o registrate.
Cantidad de comentarios: